domingo, 14 de diciembre de 2014

Carta a los improbables Reyes Magos.

'January' de Grant Wood


Que se esfumara este aire frío que me acompaña
(Aunque "yo", pequeñito, también me acompaña seguro
Con su voz cerca de mis ojos).

Que los días no fueran trampas hacia la nada,
Circuitos laboriosos que me llevan a la primera casilla,
Sino un salir a la zona más ancha del embudo - de vez en cuando -
Y tener una visión panorámica de dónde me encuentro.

Que la voz que, a estas alturas, ya está derrotada
Y dice lo que puede para amortiguar los golpes
De la barra inflexible del devenir a la tierna carne,
Pueda arrogante gobernar los actos,
Y hacer, ella sola, levantarse a este cuerpo rendido.

Que hallase miel o pulpa o menta fresca
Al azar por los lugares que transito.

Que mi proyecto no se realizara
Solo en palabras, y yo tenga que llenarlo,
O racionalizar triste lo vacío del envase.

Que la vida no fuera esta ventisca
Que resistir agarrados al primer árbol que encontramos
O al que estaba al principio del camino,
Que nos deja agarrotados, cabizbajos,
Temerosos,
Vencidos.