jueves, 21 de mayo de 2015

Un soneto, en los días del pasado



                                           Un soneto, en los días del pasado
En los que el sol no daba alternativas
Y era pesado como los objetos
Que fijaban el curso de la vida,

Las noches eran sombra pavorosa
Y los días, reto sin garantías...
Era como el oro y los cuentos:
Herramienta de mágica subida;

Era hacer, con ayuda de los dedos,
Con la masa corriente de los días,
Un fideo más fino en los tercetos,

Una luz de artificio con conceptos
(Ya teníamos el pan de cada día),
Polvo de solimán o brujería.


                                                                                                                                        © Luis de la Rosa