martes, 1 de julio de 2014

Enzensberger y la honestidad



  En una entrada anterior, el poema sobre los colores, un lector me comentó que le encantaba la honestidad del marrón. Sobre esa honestidad va este poema de Hans Magnus Enzensberger (nacido en Alemania en 1929). De todo, como vemos, está permitido hablar en poesía. Estamos en verano, así que esta entrada va en un tono un poco más ligero (más suelto, diría)...


La m...

oigo constantemente hablar de ella
como si fuera la culpable de todo;
pero observen qué suave y decidida
ella viene a sentarse debajo de nosotros
¿por qué entonces mancharle
su buen nombre
y prodigárselo
al presidente de los ee.uu.
a la guerra, a los policías,
a los capitalistas?

¡qué transitoria es ella,
pero qué permanente
todo cuanto cubrimos con su nombre!
he llegado a creer
que estamos explotando
a esta pacífica condescendiente.
si la hemos estrujado y exprimido
¿sería ahora el turno de ella
de exprimirnos la rabia?
acaso no nos ha confortado?

suave de consistencia
y singularmente no violenta
ella es sin duda de todas las obras del hombre
la más pacífica.

¿en realidad qué nos ha hecho ella ?