sábado, 6 de junio de 2015

Mortal se pregunta si, tras ser elegida por un dios, se consumará.

Imagen: "Voluptas", de Jean-Baptiste Greuze


¿Si recibo el mordisco
Del placer que me triture
Me cornee y me voltee,
Llegaré entonces la vida
Como ola a atravesar,
Que se rompe hecha presente
Sin que haya marcha atrás?
¿Si adorando el promontorio
Indudablemente duro,
Ascendiendo yo a mis labios
En un blando estrangular,
En un generoso espasmo,
Siento al dios inquebrantable
Hablarme con su misterio,
Con fluida lengua rodear;
La huérfana equidistancia
Entre un sentido y otro,
La intemperie del silencio
De mil voces que se anulan,
Una voz las moverá?
¿La conciencia en soledad
Siempre en ansia y siempre en viaje
También entrará al hogar?


                                                                                                  © Luis de la Rosa